Su mayor virtud es la riqueza en oligoelementos: hierro, azufre, cobre, zinc, manganeso, cromo, selenio, yodo y molibdeno. (Foto: Especial)

IPN crea tortillas que controlan los niveles de glucosa

La cebada aporta múltiples beneficios al organismo debido a que posee vitamina B y K
Redacción | El Universal
04 Junio, 2019 | 12:43 hrs.

Científicos del IPN crearon tortillas de cebada que, gracias a sus propiedades, ayudan a reducir los índices de obesidad y a controlar los niveles de glucosa y colesterol en la sangre, informó la institución en un comunicado.

La tortilla de cebada posee un índice glucémico mucho menor que la de maíz, lo cual permite disminuir la absorción de glucosa, en virtud de que las enzimas de las microvellosidades de los intestinos humanos no pueden hidrolizar los componentes beta glucósidos de los polisacáridos presentes en la cebada.

Dicho cereal aporta múltiples beneficios al organismo debido a que posee vitamina B (ácido fólico y colina) y K, además de que es buena fuente de potasio, magnesio y fósforo.

Su mayor virtud es la riqueza en oligoelementos: hierro, azufre, cobre, zinc, manganeso, cromo, selenio, yodo y molibdeno. A diferencia del maíz y el trigo, la cebada contiene lisina, un aminoácido esencial para la síntesis de masa muscular y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

De esta manera, la Maltitortilla Glucofixed es un “alimento ideal para personas con padecimientos crónico degenerativos como diabetes, sobrepeso, obesidad y problemas gastrointestinales.

Incluso para aquellos con estados carenciales de nutrientes y población geriátrica con deficiente motilidad intestinal. Por sus nutrientes también favorece el crecimiento sano de los niños.

Los especialistas de la Escuela Superior de Medicina, creadores del innovador alimento, comentaron que estas tortillas brindan felicidad a los consumidores debido a que contiene un compuesto denominado hordenina.

Los investigadores desarrollaron este producto convencidos de que la cebada es un cereal desaprovechado en la industria, pues sólo se usa como alimento para el ganado y en la elaboración de productos de fermentación alcohólica.

La idea de desarrollar esta alternativa nutricional surgió por el compromiso de los académicos con la detección oportuna de enfermedades y a la búsqueda de soluciones reales con alimentos funcionales que combaten los factores de riesgo causantes de éstas.

El diseño de este nuevo alimento implicó para los científicos superar diversos retos, el principal de ellos fue encontrar y estandarizar la formulación exacta para obtener tortillas con la textura, sabor y consistencia adecuadas.

Los investigadores del IPN iniciarán el proceso de patente del producto para hacer llegar sus beneficios al mayor número posible de personas. Por lo que no sólo se enfocarán en la producción de tortilla, sino también a la de otros alimentos de consumo popular, como los tamales.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS