Foto: Especial

¿Qué efectos tiene el refresco con marihuana?

Existe un proyecto que permitiría que este producto pueda llegar a comercializarse en nuestro país
Por Alejandra Rodríguez y Abigail Saucedo ! El Universal
10 Noviembre, 2017 | 11:00 hrs.

La Secretaría de Salud publicó en el portal de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) el anteproyecto del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de la Cannabis y derivados de la misma.

El documento plantea los requisitos sanitarios para la comercialización, exportación e importación de productos que contengan derivados de la cannabis, los cuales deberán ser cumplidos en todo el territorio nacional.

El proyecto de regulación de productos como suplementos alimenticios, bebidas no alcohólicas y bebidas alcohólicas, establece que aquellos que contengan derivados de la cannabis en concentraciones de hasta el 1% de THC (tetrahidrocannabinol) podrán ser comercializados e importados.

Óscar Próspero García, jefe del Laboratorio de Cannabinoides de la Facultad de Medicina de la UNAM, señala que aunque las “bebidas de tipo refrescante se han promovido para su consumo en Estados Unidos, también son peligrosas para la salud debido al efecto del principio activo de la marihuana, el THC”, afirma el especialista.

El tetrahidrocannabinol (THC) se produce de forma natural en la planta de cannabis. Uno de sus principales efectos es estimular las células cerebrales para que liberen dopamina, una sustancia natural que produce placer.

Al ser ingerida “va a afectar parte de la estructura del cerebro como el hipocampo que se encarga de la atención y la memoria”, además, si se consume de manera regular las personas pueden presentar  “una caída de su coeficiente intelectual, pues puede afectar la corteza prefontal, el área que se asocia a la inteligencia.”.

"Otro de los efectos de la marihuana es que es un ansiolítico, los consumidores están más relajados y se ríen de casi cualquier cosa", dice Próspero.

José Antonio Absalón, farmacologo clinico de la Universidad Nacional Autónoma de México, señala que "el aumento del apetito y de sed es uno de los principales efectos del THC, así como incrementar la capacidad de degustación de los alimentos".

El ritmo cardiaco también aumenta pues "tiene un efecto vasodilatador. Activa un receptor que se conoce como GPR55, y que esta en las células de las arterias, al activarse se relajan y ya no empujan la sangre como debería y fluye de manera más lenta por éstas, el corazón bombea más rápido, se presenta la taquicardia y la presión arterial baja", afirma Próspero.

Sin embargo, afirma que “comer o beber marihuana produce efectos menos fuertes en el organismo porque los principios activos no se absorben tan fácilmente por el tracto digestivo, se absorben mejor por la vía aérea, cuando se fuma”.

El doctor Ricardo Iván Nanni Alvarado, psiquiatra adictólogo del Centro de Integración Juvenil A.C., considera que en las bebidas alcohólicas con marihuana no deberían ingerirse ya que hay interacción entre ambos compuestos y forma metabolitos que pueden potenciar la adicción al ser ambas sustancias depresoras del sistema nervioso central.