Especial

¿Sudar hace que bajes de peso?

En el estudio participaron 150 profesionales, entre doctores, nutriólogos y entrenadores personales
Redacción | El Universal
10 Enero, 2018 | 10:00 hrs.

Existe la creencia popular que el cuerpo adelgaza cuando se transpira, sin embargo, un estudio dirigido por científicos australianos reveló que la grasa no se quema, sino que se exhala cada vez que se realiza una sesión de ejercicio.

Según investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, existe un error generalizado con respecto a la pérdida de peso, debido a que la mayoría de las personas creen que la grasa se convierte en energía o calor. Ésta, sin embargo, se exhala en forma de dióxido de carbono.

El exceso de carbohidratos y proteínas en los alimentos se convierten en un tipo de grasa llamada triglicéridos. Cuando las personas quieren perder peso, intentan metabolizar los triglicéridos mientras mantienen intacta su libre de grasa, explicaron los autores.

Los triglicéridos, explican los investigadores, están compuestos de tres tipos de átomos: carbono, hidrógeno y oxígeno, los cuales, para desbloquearlos, necesitan un proceso conocido como oxidación.

En el estudio participaron 150 profesionales, entre doctores, nutriólogos y entrenadores personales. De ellos, más del 50% aseguraban que la grasa se convertía en energía o calor.

Se encontró, sin embargo, que cuando se oxidaron 10 kilogramos de grasa, ocho kilos 400 gramos se excretaron como dióxido de carbono a través de los pulmones, y un kilo 600 gramos se convirtieron en agua, que se eliminó mediante orina, sudor y heces.

“Nada de esta bioquímica es nueva, pero por razones desconocidas parece que nadie ha pensado en realizar cálculos antes. Las cantidades tienen mucho sentido pero nos sorprendieron los números que surgieron”, señalaron en el texto.

Los resultados, además, sugieren que los pulmones son el principal órgano excretor para la pérdida de peso. Por lo que la transpiración no quema grasas, sólo elimina los kilos que se tienen en agua. Así que una vez que el cuerpo se hidrate, los kilos se recuperarán.