Especial

Últimamente he sentido ardor al orinar…

Existen múltiples causas que aumentan el riesgo de padecer una infección en el tracto urinario
Víctor Manuel Rangel Porcayo | El Universal
07 Noviembre, 2017 | 17:00 hrs.

Tal vez en algunas ocasiones has tenido este síntoma, e incluso se ha acompañado de ganas incontrolables de ir al baño, o simplemente vas al baño a orinar más de lo normal. Estos son algunos de los síntomas que nos pueden orientar hacia el diagnóstico de una infección en vías urinarias.

Aunque no son los únicos síntomas, son los más frecuentes. Y todo dependerá del nivel del tracto urinario donde ocurra. Incluso, este tipo de infecciones en ocasiones no presentan síntomas.

Entonces, te preguntarás, ¿cómo hacen el diagnóstico si no tengo molestias? La mayor parte de mis pacientes con este tipo de infección acuden por algún malestar que confunden con el sistema digestivo. Creen que algo que comieron “les cayó mal” y refieren evacuaciones diarreicas o dolor en la porción baja del abdomen. Es aquí donde realizamos el interrogatorio y la exploración física y  podemos sospechar de la infección. Cuando el cuadro no es muy específico, entonces nos apoyamos con un examen general de orina y podemos corroborar el proceso infeccioso.

¿Qué causa las infecciones en vías urinarias?
La mayoría de las infecciones del tracto urinario son causadas por bacterias que ingresan a través de la uretra hacia la vejiga. En ocasiones, la infección puede desarrollarse y propagarse hacia los riñones.

Existen múltiples causas que aumentan el riesgo de padecer una infección en el tracto urinario. Entre las más comunes se encuentran:

1. Ser mujer. ¿En serio, ser mujer? En efecto, las mujeres tienen mayor propensión a padecer infecciones urinarias porque la uretra es más corta y la cercanía de esta con la región anal. Además, la menopausia y el embarazo también pueden aumentar el riesgo de padecer alguna infección

2. Ser hombre. Tampoco nos salvamos. El crecimiento anormal de la próstata o malformaciones en la uretra pueden causar que el flujo de orina se bloquee y que haya orina residual en vejiga, lo que aumenta las probabilidades de padecer una infección.

3. Diabetes

4. Edad avanzada

5. Malos hábitos higiénicos

6. Alteraciones en el vaciamiento de la vejiga

7. Pacientes con sondas vesicales

8. Piedras en el riñón (cálculos renales)

9. Sedentarismo

¿Cuáles son los síntomas?
Recuerda que dependiendo del sitio de la infección (vías urinarias bajas o altas) serán los síntomas que se presenten, por ejemplo:

Vías urinarias bajas:

Orina turbia, con sangre u olor fétido
Dolor o ardor al orinar
Dolor en abdomen bajo o en espalda baja
Necesidad de orinar con frecuencia o sensación de no haber orinado completo

Vías urinarias altas:

Sensación de cansancio o fatiga
Escalofríos o sudoración nocturna
Fiebre mayor a 38º C
Dolor abdominal
Náusea y vómito
Evacuaciones diarreicas o estreñimiento
Adultos mayores pueden presentar estados de confusión

¿Qué recomiendo?
Si se presenta alguno de estos síntomas, antes de automedicarse, recomiendo acudir a valoración con su médico de confianza. En la mayoría de los casos, los síntomas mejoran en aproximadamente 24 a 48 horas después de iniciado el tratamiento.

¿Puedo prevenir las infecciones urinarias?
Sí, lo más importante son los cambios en el estilo de vida. Modificaciones en la dieta e ingesta de líquidos no azucarados es importante. También aconsejo evitar el sedentarismo y “aguantar” mucho para ir al baño, de esta forma evitamos la acumulación de orina que pueda conducir a una infección.

Dr. Víctor Manuel Rangel Porcayo
Médico Cirujano General
Email: dr.rangel90@gmail.com
Teléfono: 04455 34348172