Especial

Nomofobia, el miedo a no usar el celular

La ansiedad es una respuesta de anticipación involuntaria que produce el organismo frente a diferentes estímulos internos o externos al ambiente
Redacción | El Universal
13 Noviembre, 2017 | 10:12 hrs.

El uso excesivo de dispositivos móviles, especialmente cuando se inicia desde temprana edad, puede generar nomofobia ­—miedo a no poder usar el celular —o síndrome de craving, equiparable al deseo intenso de una persona por consumir droga, alertan expertos en psiquiatría.

Un estudio, realizado por un centro de trastornos de ansiedad en Buenos Aires, reveló que existe un uso excesivo de dispositivos electrónicos en personas de entre 18 a 25 años de edad, de las cuales entre el 60% y 80% presenta una dependencia al teléfono celular.

El psiquiatra Gustavo Martos Alvidrez, especialista de los Servicios de Atención Psiquiátrica (SAP) de la Secretaría de Salud (Ssa), asegura que los niños y adolescentes son una población extremadamente vulnerable para generar dependencia a nuevas tecnologías, por lo que es primordial la supervisión adecuada de los padres y así poder prevenir una futura adicción a las mismas.

Martos Alvidrez hace un llamado para evitar que menores de dos años de edad estén en contacto con dispositivos móviles. Mientras que a los niños de entre dos a 12 años se les debe proporcionar un tiempo restringido de 15 a 45 minutos y después de los 12 años el uso se puede prolongar de una hora hasta 90 minutos.

Explica que la ansiedad es una respuesta de anticipación involuntaria que produce el organismo frente a diferentes estímulos, ya sean internos o externos al ambiente.

Los pensamientos internos, comenta, son ideas o imágenes proyectadas de acuerdo con la propia experiencia. En comparación con los estímulos externos, que son las situaciones a las que las personas se enfrentan día con día y, por lo general, están acompañadas de tensión en el cuerpo.

El psiquiatra indica que el tratamiento que se le administra con estas características es farmacológico, o bien mediante terapias conductivo-conductuales o psicoanalíticas.

Martos pide generar conciencia de los tiempos para usar los medios electrónicos, saber que este hábito se puede convertir en algo negativo y afectar la salud de las personas.