especial

Las fantasías sexuales mejoran tu memoria

El estudio asegura que quienes tienen fantasías sexuales ejercitan más su mente
Alejandra Rodríguez |El Universal
04 Diciembre, 2017 | 13:00 hrs.

El imaginar una realidad totalmente distinta a nuestra experiencia y vivencia, se le conoce como fantasía, si se acompaña con una connotación sexual, ésta se convierte en una fantasía sexual.

Uno de los ingredientes básicos para una vida sexual plena son las fantasías sexuales, las cuales no sólo sirven para impulsar el deseo y la excitación, además permiten incrementar las habilidades cognitivas y tener mejor memoria, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Pavia, Italia.

El estudio asegura que quienes tienen fantasías sexuales ejercitan más su mente. También, recientes estudios señalan que las imágenes del cerebro relacionadas al sexo activan las zonas concernientes al proceso cognitivo debido al aumento de hormonas sexuales.

Eduardo Calixto, investigador en Neurociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala que la sexualidad tiene condiciones anatómicas, fisiológicas, psicológicas y sociales, que caracterizan a cada individuo.

Calixto señala que a nivel cerebral, la respuesta sexual evoca el proceso de motivación y búsqueda del placer, utilizando las redes neuronales del proceso de recompensa que utiliza el sistema nervioso central para la recompensa, la felicidad y la adicción.

El tener una motivación como una fantasía activa las redes neuronales, por lo cual, la memoria mejora considerablemente cuando se ejerce de manera plena la sexualidad.

Cuando una imagen de alto impacto sexual se implanta en la mente se desata una avalancha de hormonas sexuales, femeninas y masculinas.

Las zonas que tienen que ver con los procesos cognitivos y la memoria reciben con mayor impulso y facilidad información que se almacena con rapidez en la memoria.

Estas conclusiones se deben a las investigaciones realizadas por Barry Komisaruk, profesor de Psicología en la Universidad de Rutgers y gran conocedor en temas de sexualidad y neurociencia.