Especial

Tu cerebelo te “motiva” a tener sexo

El cerebelo tiene relación directa con la ejecución de movimientos y la conducta sexual
Alejandra Rodríguez |El Universal
13 Noviembre, 2017 | 13:00 hrs.

El ejercicio de la sexualidad se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales.

La psicóloga Beatriz Lara Fontes, del Centro de Investigaciones Cerebrales (Cice) de la Universidad Veracruzana, realiza estudios sobre la relación del cerebelo y la conducta sexual, con el propósito de ubicar las áreas específicas que participan en el acto.

El cerebelo es considerado sustancial para el sistema nervioso central, ya que tiene relación directa con la ejecución de movimientos, cognición, memoria y la conducta sexual.

La investigadora señala que el cerebelo tiene el 50% de todas las neuronas del cerebro. Estudios previos al que está realizando Beatriz Lara, han demostrado que el cerebelo y la conducta sexual se relacionan con la motivación que ejerce durante el acto sexual

La investigación está dirigida a la capa intermedia o de Purkinje, zona que envía toda la información que integra y procesa el cerebelo, fungiendo como la única vía de salida de información.

Hasta el momento la investigación sólo ha sido probada con ratas y no se contempla realizar con humano. En los roedores se ha encontrado que en la primera eyaculación la primera reacción de la células de Purkinje es incrementan su activación, en la segunda y tercera se reduce y en la cuarta vuelve a incrementar su actividad.

Las células de Purkinje, son consideradas las neuronas más grandes, y se estima que en cerebelo se alojan alrededor de 30 millones de estas células.  

En el acto sexual en parte parte conductual de las ratas y el humano cumplen un patrón similar al ser humano que son: la monta, intromisión y eyaculación, no hay diferencias en comportamiento en la investigación, pero sí en la activación de la células.

Las ratas y el ser humano comparten el 99% de genes. El cerebelo de la rata posee una relación neuroanatómica muy parecida a la del ser humano, por lo que experimentar con ellas permite realizar hipótesis y experimentos, y posteriormente extrapolar los hallazgos para entender la neurofisiología de la conducta sexual.